Las paellas para llevar en Valencia poseen un característico tono amarillo. Este se obtiene de muy diversas maneras, pero ninguna supera al tono que ofrece el azafrán. Los estigmas de esta planta tiñen cualquier alimento con un color característico. Sin embargo, su uso siempre ha sido bastante escaso. En esta entrada encontrarás las razones por las que el azafrán no es muy abundante.

El azafrán es una especia que lleva utilizándose desde hace milenios. Se obtiene de la planta del mismo nombre y su tono rojo intenso ha conquistado a innumerables pueblos. Su sabor es ligeramente amargo, el olor que desprende te recordaría inmediatamente al de un metal y se le han dado usos más allá del culinario, como, por ejemplo, en la medicina como parte de remedios.

Las paellas para llevar en Valencia llevan este condimento por el colorido que aporta. Sin embargo, la cantidad disponible de azafrán siempre ha sido muy escasa, algo que hace que por un solo kilo lleguen a pagarse entre los 3000 y los 5000 euros. Esto se debe a un hecho muy sencillo: las plantas solo poseen tres estigmas. Debes saber que, como otras plantas domesticadas por el ser humano, la que es utilizada hoy en día fue seleccionada para que sus estigmas sean anormalmente grandes.

Sin embargo, y pese al aumento de la producción, esta especia sigue siendo escasa y extraordinariamente cara, unas 30 veces más que el cardamomo. Por suerte, España es el segundo productor mundial de esta planta, la cual llega a crecer silvestre en algunos lugares.

Como has podido ver, las características del azafrán impiden que aumente la cantidad disponible de esta especia. Desde Comidas Garrido te invitamos a contactarnos y a que pruebes los platos que tenemos para ti. Disfrutarás de una de las mejores paellas que has probado.